A.L.A.S. A Coruña (Asociación pola Liberdade Afectiva e Sexual) denuncia una nueva agresión homófoba en A Coruña

La asociación Coruñesa A.L.A.S denuncia una nueva agresión homófoba ocurrida durante la tarde del pasado viernes. La víctima fue agredida en su propio hogar por su casero, con el cual convivía. Un desacuerdo en las condiciones del alquiler generó tensiones que acabaron por hacer explotar al casero, que comenzó a insultar a la víctima con insultos homófobos (“MARICÓN DE MIERDA”) y a golpearla, llegando a lanzarle una silla a la cabeza y a amenazar con acabar con su vida mientras apuntaba unas tijeras hacia su cuello (“TE VOY A MATAR, ERES UNA MARICA MALA”).

La víctima abandonó como pudo su hogar, dejando sus pertenencias atrás, y muy acertadamente decidió denunciar los hechos y buscar protección ante el agresor, aunque el proceso no le resultó todo lo sencillo que esperaba. Primero se dirigió a las dependencias de la Policía Local, donde le informaron de que no tomarían parte de la denuncia, redirigiéndolo a la Policía Nacional. Tras denegarle así mismo acompañamiento hasta las dependencias de ésta, la víctima tuvo que recurrir a utilizar la vía telefónica para evitar la posibilidad de encontrarse con su agresor por la calle. Varias patrullas de la Policía Nacional acudieron para tomar su declaración y se mostraron solícitas a la hora de reflejar los insultos homófobos en la misma. No obstante, cuando la víctima solicitó que se le acompañara al lugar de la agresión para poder recuperar sus enseres personales, ésta encontró inicialmente con trabas y solo después de insistir ante varios agentes diferentes logró la protección necesaria.

Debido a la ocurrencia de estos casos y a este tipo de incidencias y de dificultades que encuentran las víctimas para atreverse a denunciar y a la hora de formalizar dichas denuncias, A.L.A.S. A Coruña está poniendo en marcha un Observatorio Coruñés contra la LGTBIfobia, un proyecto enfocado en el registro y estudio de las agresiones que se producen en nuestra comarca, en concienciar a la ciudadanía de la importancia de denunciar estos actos y sensibilizarla ante las expresiones de odio en todas sus formas, y en ofrecer atención primaria a las víctimas, mediando entre éstas y la administración para así crear una ciudad donde el colectivo LGTBI, y por extensión todo el mundo, se encuentre más protegido.

En esa línea, el presidente de la asociación, David Fuentes, recuerda “la necesidad de denunciar y la importancia de no trivializar el factor homófobo dentro de una agresión como ésta en la que no es el único factor en juego pero que no por ello deja de ser importante ya que de esa percepción de la víctima puede depender en gran medida el envalentonamiento del agresor, que dada su posición privilegiada se sentirá más arropado a la hora de agredir a quien ha sido victimizado por la sociedad dada su orientación sexual. No solo somos más vulnerables a ataques violentos por esa razón, sino que además éstos atentan premeditadamente contra nuestro honor y buscan herir nuestra identidad en lo más hondo, reforzando las inseguridades que se nos inculcan de manera ambiental, muchas veces neutralizando nuestra capacidad de reacción”.

Como parte de sus tareas, el nuevo Observatorio Coruñés contra la LGTBIfobia se pondrá en contacto con los agentes necesarios para aclarar el modo más efectivo de actuar ante una agresión, habida cuenta de la imposibilidad de operar de la policía local en este caso pese a haber recibido formación específica para “(…) establecer los procedimientos para la atención policial ante delitos de odio y otros hechos discriminatorios” [http://www.coruna.gal/portal/es/ayuntamiento/noticias/detalle-noticias/el-ayuntamiento-se-incorpora-al-programa-para-la-identificacion-policial-eficaz-que-busca-velar-por/suceso/1453592172589] en el marco del llamado plan PIPE, y así trazar un itinerario realista que poder divulgar y al que acogerse para aconsejar mejor a las víctimas de LGTBIfobia sobre a qué institución deben dirigirse.

Además, la Asociación A.L.A.S. convocará una concentración en el Obelisco el próximo 10 de diciembre, coincidiendo con el Día de los Derechos Humanos, para cerrar el año denunciando una vez más las agresiones al colectivo LGTBI aquí y en todo el mundo. Este 2017 ya se inició en Coruña con otra concentración de este tipo debido a que la madrugada de Año Nuevo otra víctima de la homofobia fue agredida físicamente. Además, continúa la violación de los derechos humanos internacionalmente en países como Chechenia y Egipto, donde se persigue, se tortura y se mata por el simple hecho de tener sospechas de que alguien pueda ser homosexual.

A.L.A.S. A Coruña (Asociación pola Liberdade Afectiva e Sexual) denuncia una nueva agresión homófoba en A Coruña

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *